Diagnósticos estigmatizantes y prejuicios

Diagnósticos estigmatizantes y prejuicios

Sobre la Jornada de Otoño del Colegio de Psicólogos y Psicólogas

Diagnósticos estigmatizantes y prejuicios

La Lic. María Eugenia Navarro es especialista en Psicología Jurídica y Forense y se desempeña como perita psicóloga en la Asesoría Pericial de Azul, dependiente de la SCBA (Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires).
Durante la Jornada de Otoño organizada por el Colegio de Psicólogos y Psicólogas de la Provincia-Distrito VIII presentó un trabajo referido a 2 casos de filicidio que le tocaron evaluar.
“La Jornada invitaba a pensar sobre el ejercicio de las violencias por eso escribí sobre los prejuicios que despiertan determinados actos, cuando se los despoja de la subjetividad de quien los protagoniza y se realizan diagnósticos anticipados y estigmatizantes”, anticipa la psicóloga que reside y trabaja en Azul.

¿Cuáles fueron los principales ejes de la exposición?
Mi trabajo propuso acercarse a la complejidad que nos revela una conducta filicida, tomando los casos de dos mujeres que se evaluaron pericialmente en el marco de las causas penales en las que estaban imputadas. Pero también me interesaba dar cuenta de las violencias a las que fueron sometidas por parte de profesionales y funcionarios psi (psicólogos y psiquiatras) a raíz de algunas apreciaciones mediáticas y en el modo en que fueron interrogadas.
Utilicé la denominación “zona gris” parafraseando al escritor Primo Levi, con la que se refirió a la vida de los judíos en los campos de exterminio nazis, que se convirtieron en colaboradores forzados del genocidio, contribuyendo de ese modo a su propia destrucción. El concepto me ayudó a desdibujar categorías extremas -víctimaria/víctima- y concebir un espacio regido por lógicas y categorías extrañas a las que solemos habitar e invocar.
Lo que tienen en común estas mujeres es que son personas con una extrema vulnerabilidad y tributarias de una conducta impensada en su vida que aparece como la única salida a su sufrimiento pero, al mismo tiempo, acarreando otro padecimiento a raíz de ello: un remordimiento crónico que hace naufragar parte del ser propio.

¿Cuál es el balance de esa participación?
Creo que lo valioso de la Jornada propuesta por el Colegio es conocernos entre colegas (tratándose de un territorio tan extenso no tenemos muchas oportunidades para acercarnos) y la posibilidad de escribir sobre nuestra práctica, ponerlo a consideración de colegas, fomentar el intercambio y el debate con el enriquecimiento recíproco que todo eso implica.